Etiquetas

Uno de los muchos placeres de formar parte de un hotel como Las Casas de la Judería es recibir gratas sorpresas por parte de nuestros huéspedes. Como la que nos ha dado D. Enrique Fariñas, alojado hace unos días en nuestro hotel, al dedicarnos un maravilloso poema haciendo referencia a nuestros patios.

Si Antonio Machado recordaba su infancia en un patio de Sevilla, ahora es Enrique Fariñas quien recuerda su estancia en un patio sevillano.

Y es que, nuestros patios son sin duda alguna, unas de las mayores atracciones del hotel y más durante la época de primavera y verano, cuando se puede disfrutar en ellos del auténtico aroma de la ciudad gracias a la flor del jazmín. O de la  tranquilidad y frescura que tomar un aperitivo en ellos transmite.

¡Muchas gracias D. Enrique! Ha sido un placer para nosotros. Esperamos pronto de nuevo su visita.

Las casas de la judería 5